¿Anorgasmia o desconocimiento del propio cuerpo?

Aunque cueste creerlo a estas alturas, aún asisten mujeres, y muchas, a las consultas de clínicas sexológicas para tratar sus problemas de "anorgasmia", que en la mayoría de los casos no son de anogasmia (imposibilidad de sentir orgasmos), sino de desconocimiento del propio cuerpo.

¿Anorgasmia o desconocimiento del propio cuerpo?

Estas mujeres aluden que no llegan al orgasmo durante sus relaciones sexuales, sin embargo, el problema que diagnostican los expertos es que se trata de mujeres que jamás se han masturbado y desconocen sus puntos erógenos, lo que les gusta, lo que no les gusta y lo que las vuelve locas en la cama. Y en resumidas cuentas, son incapaces de sentir placer con otra persona si no se conocen a sí mismas.

Suelen tener en común grandes tabúes sexuales, vergüenza al reconocer cómo se comportan en su vida íntima, si se masturban, si no lo hacen, si lo consideran malo, extraño o incluso, digno de enfermedad. La creencia popular de estas mujeres es que deben llegar al orgasmo mediante la penetración, que es el único medio que tenemos para sentir el clímax y de manera rápida, como si la vagina fuese un interruptor donde al meter algo, ya te hace llegar al máximo placer.

La primera recomendación que se hace a las mujeres que creen que son anorgásmicas porque nunca se han masturbado, es que se observen los genitales frente a un espejo para el auto conocimiento físico, y se estimulen para el auto conocimiento sensitivo.

Cuanto mejor se conoce el cuerpo y se dejan de lado los prejuicios, sentimientos de culpa, tabúes sexuales... la persona, la mujer en este caso, se siente más libre y más cerca de hallar el camino de su placer, y por ende el de su pareja. Será cuando por fin sepa transmitirle a la otra persona dónde debe estimularle y cómo.

Masturbarse es el acto primario y más básico con el que conocemos nuestro cuerpo sexualmente desde que somos niños, de forma inconsciente. Es una actividad totalmente sana y normal, el camino para descubrir el placer propio y no hay nada de malo en ello, sino todo lo contrario.

Y cómo no, debemos recomendar encarecidamente el uso de juguetes sexuales para la masturbación en solitario. Dejarse llevar por la penetración de un buen consolador, por la vibración de un buen vibrador, valga la redundancia. Por el placer de un estimulador de clítoris y punto G simultáneamente, etc. Un sinfín de sensaciones que dignas de experimentar en esta vida. Visita el sex shop Me Lo Paso Goma y déjate llevar.

Uso de cookies de www.melopasogoma.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la experiencia de uso de este sitio web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR