¿Cómo se usan los arneses sexuales?

Los arneses sexuales son esos consoladores o vibradores con o sin correas, que se ajustan a la cintura y/o caderas y sirven para penetrar a la otra persona jugando un rol activo. ¿Pero qué pasa cuando es la primera vez que nos adentramos en el mundo de los arneses? ¿Cómo debemos utilizarlos? ¿Qué postura es la más adecuada? ¿Qué ritmo debemos seguir? La verdad es que al utilizar un arnés de primeras nos pueden surgir muchas dudas, por lo que trataremos de acercarnos un poco más a este excitante juguete erótico para que la primera toma de contacto no resulte tan fría.

¿Cómo se usan los arneses sexuales?

- Primeramente, lo esencial es mantener una comunicación fluida y sin tabúes con la pareja antes de hacer nada. Se trata de saber lo que le gusta a ambos y de hacer aquello que realmente apetezca, satisfaga sin incomodidades ni sentimientos forzados. Hacer exclusivamente lo que se desee es la base del sexo.

- El uso de lubricante es fundamental, sobre todo si hablamos de sexo anal. Da igual que sea para penetrar a un hombre o a una mujer, relación heterosexual o lésbica. Si en arnés es de silicona o algún material plástico, lo recomendado es utilizar un lubricante con base de agua para evitar daños en el juguete. Así como también se sugiere utilizar preservativo si se va a intercalar entre penetración anal y vaginal, utilizando uno nuevo en cada tipo de penetración.

- La postura perfecta dependerá de cómo se sienta más cómoda la otra persona, podéis probar a cuatro patas. En las relaciones lésbicas sobre todo, será especialmente placentera por la estimulación en el punto G. La velocidad e intensidad la irá dictando el cuerpo en base a las reacciones de la persona penetrada.

- El tamaño ideal no está predeterminado. Lo que sí es cierto es que un mayor tamaño no significa mayor placer, sino que unas dimensiones "normales" serán lo mejor para los primeros pinitos con el arnés. Ya habrá tiempo de ir descubriendo nuevos tamaños.

- Siempre pueden resultar más placenteros los arneses dobles, que permiten la estimulación a ambas partes de la pareja.

- Lo más importante, dejarse llevar y disfrutar sin pensar en qué hacer o dejar de hacer para que sea perfecto.

El arnés es utilizado en muchas parejas en juegos de BDSM, Dominación/sumisión, pero simplemente se trata de hacer y dejarse hacer según las apetencias de cada cual. Un arnés permite tener las manos libres para tocar o utilizar otro juguete sexual a la par. La imaginación es tan libre, que es un pecado no hacerle caso y disfrutar.

Uso de cookies de www.melopasogoma.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la experiencia de uso de este sitio web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR