Balas vibradoras directas al orgasmo

Aunque con frecuencia suelen ser infravaloradas, lo cierto es que las balas vibradoras son uno de los mejores juguetes eróticos que existen en relación calidad-precio y uno de los métodos más infalibles de alcanzar el orgasmo. Y es que, desde menos 10 euros, tenemos la posibilidad de disfrutar de lo que muchos consideran una evolución mejorada de las bolas chinas, con el añadido de que a diferencia de éstas (y como su propio nombre indica), las balas vibradoras aportan esa dosis de placer extra que brindan sus intensas vibraciones.

Balas vibradoras directas al orgasmo

Las balas vibradoras aúnan varios juguetes sexuales en uno solo. Estas pequeñas maravillas del placer sexual ofrecen la comodidad y sofisticación de los vibradores más discretos y, al mismo tiempo, las agradables propiedades de los vibradores convencionales. Asimismo, actúan como un vibrador de masaje, ya que además de estimular el interior de la vagina y el clítoris, pueden hacer lo propio con cualquier otra parte del cuerpo masculino o femenino.

Por otra parte, su reducido tamaño les permite integrarse perfectamente en nuestra ropa interior o lencería erótica, haciendo posible disfrutar así de unas bragas vibradoras o un tanga vibrador. Del mismo modo, algunos modelos disponen de un práctico control remoto para controlar su encendido y apagado, así como la intensidad y sus diferentes modos de vibración. Además, y al igual que sucede con las bolas Ben Wa, otros modelos incorporan un cordel con el objetivo de facilitar su extracción del interior de la vagina.

Generalmente, las balas vibradoras suelen ofrecer un acabado liso y suave, sin rugosidades ni protuberancias en su superficie. Sin embargo, podemos integrarlas en otros juguetes eróticos con todo tipo de relieves, especialmente en fundas estimuladoras. Si nos gusta esta idea pero no disponemos de ninguna funda, podemos emplear directamente el original conejito lila con bala vibradora, un animalito capaz de hacer auténticas "diabluras" en nuestras zonas más íntimas. En la misma línea, la lengua con bala vibradora también puede brindarnos sorprendentes y estimulantes sensaciones en nuestra vagina a través de su peculiar forma acabada en punta, que por momentos nos hará recordar el movimiento ejercido por una lengua real en el cunnilingus.

Por último, recuerda que tanto algunos de los mencionados como muchos otros modelos de balas vibradoras son completamente sumergibles, lo que nos permite utilizarlos en la ducha o en un estimulante baño de burbujas sin temor a dañar su sistema interior o su superficie.

Elige la bala vibradora que mejor se adapte a tus necesidades y descubre el inmenso placer que puede ofrecerte un juguete tan pequeño.

Uso de cookies de www.melopasogoma.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la experiencia de uso de este sitio web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR