Bebidas que afectan a la virilidad del hombre

Llevar una vida sana es muy importante para que la salud sexual no se vea resentida. Porque lo cierto es que cuando tenemos hábitos poco saludables, la libido y la potencia sexual es lo primero que se afectado, tanto en el hombre como en la mujer. Físicamente, este mal es mucho más acusado en el hombre por lo evidente: la erección pierde el visible vigor.

Bebidas que afectan a la virilidad del hombre

Consumir bebidas alcohólicas ejerce un más o menos fuerte poder desinhibidor, el alcohol hace que nos sintamos menos tímidos, más sinceros, más lanzados a la hora de entrarle a un chico o una chica y decirle lo que se piensa o desea. Pero a su vez, el alcohol afecta también muy negativamente en el sexo. Y centrándonos en los efectos sobre el hombre, según un estudio de Boston Medical Group, el 50% de los hombres bajo los efectos del alcohol, tienen problemas para mantener relaciones sexuales.

Es decir, beber te acerca a tener una dosis de pasión y a la vez te aleja. Peeeero ojo, sin ánimo de querer desanimar a nadie, debemos comentaros que también otras bebidas no alcohólicas causan estos efectos perjudiciales en el sexo.

Quizás no lo sabías, pero hay ciertas bebidas que, como comentamos, afectan a la virilidad del hombre:

  1. Café: El café contiene isoflavonas, unos estrógenos naturales que son hormonas femeninas. Esto hace que el consumo excesivo de esta bebida pueda disminuir el número de espermatozoides.
  2. Leche de soja: Contiene los mismos estrógenos naturales que el café, lo cual afecta al esperma del hombre.
  3. Bebidas energéticas: Este tipo de bebidas "para despejar", consumidas regularmente, elevan la presión arterial, aceleran el ritmo cardíaco y por ende, se ve afectada la erección.
  4. Refrescos: Una bebida tan inocente como son los refrescos, consumidos diariamente en una cuantía superior a un litro, dañan la salud sexual del hombre notablemente. Se reduce hasta un 30% la producción de esperma debido al azúcar que contienen, así como a un componente llamado bisfenol A, según varios estudios.
  5. Alcohol: Como ya hemos comentado, el alcohol es enemigo del sexo. Éstas alteran la producción de testosterona; el 50% de los hombres y el 25% de las mujeres se ven afectados por su consumo.

En resumidas cuentas, beber SÍ, pero con moderación, ya sea alcohol, café, leche de soja, Red Bull, Coca Cola o Fanta.

Uso de cookies de www.melopasogoma.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la experiencia de uso de este sitio web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR