Consejos para la masturbación

Aunque cada vez son menos, todavía muchas personas evitan hablar sobre la masturbación o incluso mienten sobre ella, negando que la practiquen. En primer lugar, cometen un error, pues no es nada de lo que haya que avergonzarse, todo lo contrario. Y en segundo lugar, no engañan a nadie.

Consejos para la masturbación

La masturbación es una actividad completamente natural que, por mucho que algun@s insistan en negar, practica toda persona en edad sexual. Y es que la autoestimulación sexual nos aporta multitud de beneficios tanto a nivel físico como emocional: aumenta nuestra autoestima, es un magnífico ejercicio antiestrés, nos ayuda a conocer nuestro propio cuerpo y nuestras zonas erógenas, contribuye a mantener nuestra actividad sexual (muy importante para nuestro bienestar general), nos relaja física y psicológicamente, tonifica la musculatura pélvica...

Para disfrutar de la masturbación en las mejores condiciones, conviene que nos tomemos nuestro tiempo. Durante el resto del día resulta complicado evitar el estrés que nos produce el trabajo o la actividad cotidiana, así que ¿por qué no hacer la masturbación nuestro rato diario de relax?

También es muy importante que a la hora de estimularnos sexualmente, no nos centremos exclusivamente en la zona de los genitales. El cuerpo tiene muchos otros puntos erógenos por descubrir en los que probablemente nunca has reparado: nalgas, pechos, pezones, vientre, lóbulos de las orejas, hombros, etc. No subestimes nunca tu potencial sexual. Si exploras al detalle cada centímetro de tu cuerpo es probable que te lleves más de una sorpresa.

Asimismo, no dudes nunca en dar rienda suelta a tu imaginación. Eres dueñ@ de tu propia mente, ¡aprovéchalo! Crea tu propia fantasía sexual con ese compañero de trabajo que tanto te gusta, imagina estar viviendo una arrebatadora noche de sexo con tu profesora de inglés o piensa que realizas una erótica escapada con ese desconocido del metro que ves a diario y que tanto morbo te despierta... En tus fantasías sexuales los límites los pones tú.

Y por supuesto, para hacer aún más placentera la masturbación podemos ayudarnos de todo tipo de juguetes sexuales. Las mujeres contamos con una amplia gama de vibradores vaginales y anales, dildos de diferentes materiales y tamaños, estimuladores de clítoris, bolas chinas, balas vibradoras y huevos vibradores, etc.

Los hombres, por su parte, también disponen de una interesante colección de juguetes eróticos para pasarlo en grande: vaginas en lata, linternas masturbadoras, huevos masturbadores masculinos, estimuladores de próstata, muñecas hinchables...

La masturbación es simplemente la práctica del sexo en solitario. No te avergüences de ella, dedícale el tiempo que se merece y, sobre todo, disfrútala al máximo.

Uso de cookies de www.melopasogoma.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la experiencia de uso de este sitio web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR