Situaciones incomodas o corta rollos en la cama

¿Verdad que a día de hoy aún recuerdas algún momento "vergonzoso" en la cama de esos que te suben los colores? Nos pasa a tod@s, no te preocupes, ¡pero piénsalo bien y verás cómo no es para tanto!

Situaciones incomodas o corta rollos en la cama

Nos hemos puesto a hablar y a conversar sobre este tema con unas cuantas personas y hemos llegado a la conclusión de que son 4 ó 5 las situaciones que nos ponen los mofletes "coloraos" sin ser grave la situación.

Lee, lee... a ver si te identificas:

  1. La típica situación en la que tu vagina emite el famoso "pedo vaginal". Es cierto que da algo de vergüenza y puede cortar el rollo de la situación, pero no es nada grave. Para evitarlo, lo que sí te podemos recomendar es que mantengas buena alimentación, cuides las posturas en el coito y hagas ejercicios vaginales con bolas chinas para mantener una musculatura vaginal fuerte.
  2. Un encuentro sexual no esperado, improvisado, puede dar lugar a que te vean con tu ropa interior menos enseñable, las "braguitas maría" de cuando estudiabas en el colegio de monjas, unas bragas de abuela, con corazones, una costura rota o los calzoncillos sucios. Todo es posible, y como dicen las abuelas, hay que ir siempre con la "muda limpia y preparada", aunque ellas lo dicen "por si hay que ir al médico inesperadamente".
  3. ¡Un calambre! ¡Oh, sí! Qué horror de momento cuando estás dándole que te pego y en máximo apogeo, y tienes que parar el coitazo como un camión a 140km/h en la M40. Esos minutos de parón para recolocarte el músculo y continuar son horribles, pero hay que saber tomarlos con humor para poder retomar el buen rato sexual que estabais pasando.
  4. Muchas chicas se mueren de vergüenza cuando humedecen la cama en exceso por temor a que la pareja piense que se han orinado. Nada más lejos de la realidad. La eyaculación femenina es una realidad que está ahí fuera y hay que saber disfrutarla y aprovecharla sin rubores.
  5. Y otra situación cortante a la par que absurda en el sexo es, sobre todo en las relaciones casuales de "aquí te pillo, aquí te mato", llamarle a la otra persona por otro nombre. No pasa nada si os acabáis de conocer, lo mínimo que se puede hacer es echar unas risas, el problema surge cuando la pareja ya no es tan casual... Danger!! Pero oye, un despiste lo tiene cualquiera.

En cualquier caso, pase lo que pase, tira las vergüenzas a la basura y disfruta del sexo como si no hubiera un mañana.

Uso de cookies de www.melopasogoma.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la experiencia de uso de este sitio web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR