Claves para elegir entre lubricantes de agua o de silicona

Los lubricantes íntimos tienen la capacidad de aumentar el placer de las relaciones sexuales, ya que facilitan la penetración al minimizar la fricción producida en la zona genital. De este modo contribuyen a evitar posibles molestias, rozaduras o incluso desgarros durante el coito y la masturbación, lo que deriva en un mayor y mejor disfrute del sexo.

Claves para elegir entre lubricantes de agua o de silicona

Todo ello hace que su uso sea siempre recomendable, especialmente en los casos de falta de lubricación vaginal. También son muy importantes para la práctica del sexo anal, ya que como sabes, a diferencia de la vagina, el ano no segrega ningún tipo de lubricación de forma natural.

Con frecuencia surgen algunas dudas a la hora de elegir entre los lubricantes de base acuosa y los lubricantes con base de silicona. La conveniencia entre un tipo u otro depende de nuestras necesidades, ya que cada uno tiene sus ventajas e inconvenientes. Por ejemplo, los lubricantes con base de agua son quizás los más cómodos de usar, ya que se aplican y retiran muy fácilmente. Además, son totalmente compatibles con los preservativos de látex y con toda clase de juguetes sexuales: dildos, vibradores, bolas chinas, etc.

Del mismo modo, ofrecen una gran cantidad de aromas y sabores que facilitan la práctica del sexo oral, camuflando el característico sabor y olor de los genitales. Por si fuera poco, no resultan nada pegajosos, y tampoco manchan las sábanas o la superficie sobre la que practiquemos el sexo. Por contra, se diluyen con bastante rapidez, sobre todo dentro del agua, lo que en muchas ocasiones obliga a ir relubricando la zona genital con cierta frecuencia.

Por su parte, los lubricantes con base de silicona son especialmente recomendables para la penetración anal, ya que crean una fina película protectora sobre la piel que suaviza el movimiento la fricción, protegiendo tanto al pene como al ano de posibles irritaciones. No obstante, también resultan muy efectivos en la penetración vaginal.

Asimismo, la absorción de estos lubricantes resulta más lenta, lo que incrementa notablemente su rendimiento y tiempo de efecto, incluso en las relaciones sexuales que mantengamos debajo del agua. Sin embargo, y aunque pueden utilizarse junto con preservativos de látex, son incompatibles con los juguetes eróticos de silicona, ya que su uso reiterado podría dañar la superficie de estos productos. Además, tampoco se pueden lamer o comer, debido a su composición.

En resumen, los lubricantes de base acuosa son los más indicados para disfrutar de los juguetes eróticos y el sexo oral, mientras que los de silicona resultan más efectivos para incrementar el placer del coito vaginal y anal.

Uso de cookies de www.melopasogoma.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la experiencia de uso de este sitio web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR