Falta de deseo sexual

La falta de deseo sexual o deseo sexual hipoactivo es uno de los llamados trastornos del deseo sexual. Consiste en la disminución o pérdida total de interés por el sexo de forma periódica o permanente y que suele ser bastante habitual en nuestra sociedad altamente expuesta al estrés, la ansiedad o la tensión.

Falta de deseo sexual

Esta falta de deseo sexual es un problema, que sufren mayoritariamente las mujeres sobre todo a partir de los 50 años y tiene muchas veces relación directa con la menopausia y la andropausia, aunque también muchas veces influyen factores psicológicos así como otros factores como el consumo de alcohol, drogas o problemas de pareja.

Aunque según se envejece es más habitual, puede darse también en personas jóvenes aunque por causas diferentes. Pueden influir en esta falta de deseo sexual el dolor en el coito, causado por el vaginismo, por una deficiente estimulación generalmente provocada por la falta de excitación o la imposibilidad de conseguir un orgasmo.

No existe un remedio específico, el tratamiento debe comenzar por examinar la parte urológica y ginecológica para excluir cualquier alteración física. Verificar qué fármacos se están tomando y que pueden alterar el deseo sexual y finalmente acudir  a un especialista psicólogo o sexólogo sin miedo a hablar del tema.

Una terapia sexual muy eficaz en la solución de los problemas que causan la falta de deseo consiste en mantener regularmente relaciones sexuales y evitar la rutina experimentando nuevas técnicas, el uso de juguetes eróticos o artículos de sex shop ayuda a incrementar el deseo, sin olvidar la dosis necesaria de seducción  y la sensibilidad, respeto y comprensión hacia el problema del otro.

Uso de cookies de www.melopasogoma.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la experiencia de uso de este sitio web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR