Las fantasías sexuales de las mujeres

Los hombres tienen sus fantasías eróticas y las mujeres tenemos las nuestras. Unas más dispares que otras. Con unas nos diferenciamos, con otras nos complementamos, pero lo que está claro es que todos tenemos pensamientos eróticos y si los compartimos, podremos vivir una sexualidad mucho más feliz.

Las fantasías sexuales de las mujeres

A continuación tenemos una recopilación de las fantasías femeninas más habituales. Porque todas las mujeres en algún momento de nuestra vida fantaseamos, en mayor o menor medida, y estos deseos pueden servirnos de invitación para llevar lo imaginado a la realidad.

Y el hecho de compartir en pareja los pensamientos de cada cual, ya ayuda a afianzarla y volverla mucho más fuerte, antirutinaria e interesante. Bien es cierto que muchas parejas, por miedo o vergüenza, no hablan con sus parejas de las fantasías que les rondan, e incluso gran cantidad de personas se decantan por vivirlas aisladamente, lo que comúnmente se llama "poner los cuernos". Pero en el sex shop Me lo Paso Goma abogamos por la claridad y la transparencia.

¿Te animas a conocer las fantasías femeninas más comunes?

Sexo romántico: Se practica menos de lo que las mujeres desean, pero muchas anhelan vivir relaciones coitales con su pareja como en las películas al más puro estilo Pretty Woman. Una noche de hotel en una habitación con jacuzzi, un largo masaje, una cama llena de pétalos de rosa y sexo pasional y romántico. Para una fantasía así, una caja de productos Kamasutra con polvos de miel comestibles, bálsamo estimulante y aceite corporal es obligada.

Sexo lésbico: Si bien los hombres son mucho más reacios a tener sexo con otros hombres, las mujeres somos mucho más abiertas en ese aspecto. Fantaseamos más con chicas en la cama, el hecho de imaginarlo nos pone, otra cosa es que nos lancemos a llevarlo a la práctica, ya sea en solitario o en pareja.

Tríos/Orgías: El sexo en grupo, más exteriorizado por ellos que por nosotras, es otra fantasía bien recurrida, pero sin embargo, mucho más interiorizada, nos cuesta más compartir estos pensamientos con la pareja. Sin embargo, en muchos casos, a ellos les encanta que sus parejas fantaseen con estas situaciones.

Sexo en público: Tener sexo delante de alguien, exhibirse, que otras personas vean cómo disfrutas, es una gran fantasía femenina. Nos gusta sentirnos observadas, miradas, admiradas, sentirnos sexys, sexuales y deseadas.

Dominación/sumisión: Nosotras tendemos más a inclinarnos hacia el lado sumiso, un sentimiento sexual latente con las lecturas de "Cincuenta Sombras de Grey", pero hay un punto opuesto que en algún momento llega a "picar", que es el de dominar. El papel de chica fuerte y poderosa también resulta muy excitante. Para ella y para él.

Por último, una fantasía erótica más imaginada de lo que también pueda parecer, es la de hacer un streptease para la pareja o un grupo de chicos/chicas..., bailar sensualmente, exhibirse y sentirse deseada. Quitarse lentamente la ropa, moverse sexy y sentirse como una gogó o stripper.

Llevar a cabo estas fantasías puede ayudar al avivamiento de las relaciones. Una ayuda para encender la chispa apagada en muchas relaciones estables sumergidas en la rutina. Si nos apetece algo, ¿por qué no hacerlo?

Uso de cookies de www.melopasogoma.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la experiencia de uso de este sitio web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR