Juegos sexuales con bolas chinas

Las bolas chinas son uno de los juguetes eróticos más recomendables a la hora de llevar a cabo todo tipo de juegos y fantasías sexuales. A sus múltiples y conocidas propiedades terapéuticas se le unen las numerosas posibilidades que ofrecen a nivel sexual, debido al estimulante efecto vibratorio producido por la continua rotación de las bolas pequeñas de su interior.

Juegos sexuales con bolas chinas

Estas características hacen muy indicado su uso tanto en la masturbación como en los juegos preliminares con tu pareja. En el primer caso, te permiten a tí mujer, jugar y recrearte en solitario, favoreciendo de este modo la exploración y el conocimiento de tu propio cuerpo, al mismo tiempo que fortaleces la musculatura vaginal y tonificas el suelo pélvico. De este modo, aumentarás también la sensibilidad en la zona, (en ocasiones menguada tras un parto o por el paso natural del tiempo), lo que te ayudará a disfrutar de orgasmos más intensos en tus relaciones sexuales.

No obstante, muchas mujeres muestran cierto reparo a la hora de introducirse ellas mismas juguetes eróticos en la vagina. Si es tu caso, puedes pedirle a tu pareja que lo haga por ti y convertir de paso la experiencia en un morboso y placentero juego sexual antes del coito, o incluso en sustitución de éste. Pídele que lo haga poco a poco, haciéndote sentir en todo momento la estimulante sensación causada por la penetración. Primero una bola y luego la otra. Sin prisas, con cuidado y dulzura. Para ello, no olvidéis ayudaros de lubricantes (recuerda que debéis emplear uno de base acuosa en el caso de que las bolas sean de silicona) que eviten la aparición de heridas o rozaduras durante su introducción. No obstante, los suaves materiales con los que se fabrican hoy en día las también llamadas bolas Ben Wa contribuyen en la medida de lo posible a que esto no suceda.

Por otra parte, prácticamente todas las bolas chinas cuentan con un práctico cordón que facilita su extracción del interior de la vagina cuando así lo desees, por lo que no hay ningún peligro de que se queden dentro de la misma. Esto además, aumenta las posibilidades de los juegos, ya que tanto tú como tu pareja podréis manejarlas y rotarlas a vuestro antojo.

Por último, recuerda que existen bolas chinas con una sola esfera, pensadas especialmente para iniciarse en el uso de este juguete sexual, así como algunas más pequeñas -con un diámetro y peso inferior- que también facilitan un entrenamiento moderado y progresivo de la musculatura vaginal.

Uso de cookies de www.melopasogoma.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la experiencia de uso de este sitio web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR