Juguetes eróticos para San Valentín

Se acerca San Valentín, el Día de los Enamorados. Una fecha señalada en rojo para todos los que creemos en el amor y, por supuesto... en el sexo de los enamorados. Porque ambos elementos no deben necesariamente estar reñidos. Y es que claro que puede haber sexo sin amor, es obvio, pero también es cierto que pocas cosas son más placenteras que practicar el sexo de forma sana y divertida con la persona a la que más queremos. En ello, tiene mucho que ver el conocimiento mutuo de los propios gustos, que nos permiten hacer disfrutar sexualmente a nuestra pareja como solo nosotr@s somos capaces de hacerlo, y saber qué le gusta y qué no, así como cuáles son sus zonas erógenas favoritas.

Juguetes eróticos para San Valentín

Teniendo en cuenta esto, la festividad de San Valentín es una excelente excusa para sorprender a tu pareja con un regalo realmente original. Olvídate ya del típico ramo de flores, la caja de bombones o los peluches. Eso quizá valía hace algunos años, pero son productos más que vistos, y a la hora de la verdad... resultan poco prácticos. Por ello, este año te animamos a romper con lo establecido hasta la fecha, y obsequiar a tu pareja con un juguete erótico.

En el caso de las mujeres, regalar un dildo o un vibrador es una excelente opción. Existen de mil tipos, aunque los vibradores sofisticados diseñados específicamente para estimular el clítoris serán siempre una apuesta segura. No obstante, también resultan muy recomendables los vibradores para parejas, que permitirán disfrutar por igual al hombre y la mujer durante la práctica del coito.

Lo mismo sucede con las bolas chinas, un magnífico artículo capaz de aportar múltiples beneficios tanto a nivel sexual como terapéutico. Las esferas Ben Wa ayudan a la mujer fortalecer la musculatura pélvica y aumentar la sensibilidad de la zona, lo que a la postre derivará en relaciones sexuales más placenteras y orgasmos más intensos. Y no nos olvidemos de las prendas de lencería erótica, muy indicadas para realzar el atractivo femenino y hacer subir la temperatura del ambiente.

En el caso de los hombres, las vaginas en lata o linternas masturbadoras son uno de los mejores regalos posibles. Con ellas podrán recrear la sensación de penetración en la vagina de forma increíblemente realística. Propiedades similares ofrecen los huevos para masturbarse, que masajean y estimulan el glande a través de sus nódulos interiores, haciéndoles descubrir una nueva dimensión en materia de autoestimulación masculina.

Por último, también hay regalos neutros, válidos tanto para él como para ella, y creados especialmente para disfrutar en pareja. Es el caso de los aceites de masaje, los juegos de mesa picantes o los tan de moda kits de bondage.

Este San Valentín regala placer y usabilidad de la mano de juguetes sexuales.

Uso de cookies de www.melopasogoma.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la experiencia de uso de este sitio web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR