Ligadura de trompas ventajas e inconvenientes

Llegada una determinada edad o una vez tenido el número deseado de hijos, muchas mujeres optan por someterse a una ligadura de trompas. Como sabes, se trata de una intervención quirúrgica en la que se cierran las trompas de Falopio, que son los conductos encargados de unir el útero con los ovarios, imposibilitando así un posible embarazo.

Ligadura de trompas ventajas e inconvenientes

La ligadura de trompas es un método anticonceptivo permanente y difícil de revertir. Decimos "difícil" porque hasta hace poco se pensaba que se trataba de un método totalmente irreversible, pero los últimos estudios han demostrado que no es del todo así. La intervención para revertir la ligadura de trompas es conocida como repermeabilización tubárica, y cada vez tiene más éxito, hasta el punto de que tras ella se obtienen más embarazos que con la fecundación in vitro.

Sin embargo, esta posibilidad de vuelta atrás (no siempre realizable) no debe hacer que la decisión de someterse a una ligadura de trompas sea tomada a la ligera. Conviene tener en cuenta un posible arrepentimiento posterior o un cambio en las circunstancias que llevan a la mujer a someterse a esta intervención.

Además, como cualquier operación, ésta también conlleva una serie de riesgos: reacciones contrarias a la anestesia, infecciones, problemas cardiacos, lesiones en órganos cercanos, etc. Asimismo, y aunque en un reducido porcentaje, también puede llegar a derivar en embarazos ectópicos, que son aquellos que se desarrollan fuera de la matriz, haciendo muy difícil que el feto sobreviva y poniendo en peligro la salud de la mujer.

No obstante, se trata por lo general de una operación muy sencilla y efectiva y, sobre todo, una magnífica solución para aquellas mujeres que estén seguras de su decisión. La intervención se realiza en unos 30 minutos. En ella se lleva a cabo una incisión en la zona abdominal, se separan las estructuras para dejar los órganos visibles y, tras extraer una porción de las trompas, se procede a la ligadura de las mismas. Tras un breve periodo de tiempo en observación, la mujer podrá volver a su casa sin más dilaciones.

Uno de los mayores beneficios de la ligadura de trompas reside, sin duda, en un notable aumento de la libido tanto de la mujer como de su pareja, al desaparecer cualquier temor a un embarazo no deseado, lo que provoca que las preocupaciones de ambos se centren única y exclusivamente en disfrutar del sexo.

Si estás pensando en someterte a una ligadura de trompas, reflexiona detenidamente sobre sus ventajas e inconvenientes, y si estás convencida de ello... ¡adelante!

Uso de cookies de www.melopasogoma.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la experiencia de uso de este sitio web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR