Los errores sexuales que debes evitar

Hay una serie de errores sexuales que suelen darse con cierta frecuencia en muchas parejas, tanto estables como esporádicas. Sería imposible citarlos todos, pero hoy al menos intentaremos analizar aquellos que más se repiten.

Los errores sexuales que debes evitar

Falta de comunicación

¿Cuántas veces te ha apetecido probar algo nuevo y no te has atrevido a decírselo a tu pareja por miedo al rechazo o a qué pensará de ti? Tal vez ella él o ella haya pasado o esté pasando por lo mismo, así que no dudes en proponerle todo lo que te apetezca. La comunicación y la confianza en la pareja son la base de toda relación sexual. Gracias a ellas tanto tú como tu pareja podréis hacer ver al otr@ lo que os gusta y lo que no.

Insistencia ante el no

Tienes que entender que no eres el/la únic@ que puede llegar un día muy cansado a casa y sin ganas de nada. Tu pareja, como es lógico, puede pasar por lo mismo. Si se da el caso, debes respetarla y, sobre todo, no insistirle. Recuerda que el sexo sólo es agradable cuando apetece de verdad.

Olvidarse de los juegos previos

Los juegos previos son un elemento imprescindible en toda relación sexual, pero a veces por las prisas y otras por falta de paciencia, nos olvidamos por completo de ellos. ¡Craso error! Recuerda que estos juegos preliminares resultan de vital importancia a la hora de subir la libido de los dos miembros de la pareja, pues ayudan a que se produzca la erección en el hombre y la lubricación vaginal en la mujer, haciendo el coito mucho más agradable.

Centrarse exclusivamente en la penetración

Se trata de un error en el que caemos con demasiada frecuencia. El sexo es mucho más que la mera penetración. De hecho, es complicado que una mujer alcance el orgasmo sólo con esta. No podemos olvidarnos de los besos y caricias, la práctica de sexo oral y la estimulación de las zonas erógenas, especialmente el clítoris, centro neurálgico del placer femenino.

Ceñirse a una rutina sexual

Muchas veces, sobre todo cuando tenemos una pareja estable, acabamos ciñéndonos a una especie de "protocolo sexual" con el que nos sentimos especialmente segur@s, pero que a la larga nos lleva a un pozo de aburrimiento sin fin. ¡Hay que ser más atrevid@s! Los juguetes sexuales (vibradores, lubricantes, aceites para masaje, juegos eróticos, etc.) son una excelente forma de romper con la rutina y experimentar un apasionante mundo de nuevas y placenteras sensaciones.

No caigas en estos errores de novat@ y disfruta del sexo como es debido.

Uso de cookies de www.melopasogoma.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la experiencia de uso de este sitio web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR