El masaje cuerpo a cuerpo

El masaje cuerpo a cuerpo o body massage es una práctica sexual que consiste en la realización de un masaje erótico en el que intervienen todas las partes del cuerpo. Esta ancestral práctica de origen oriental suele llevarse a cabo en un lugar previamente ambientado para la ocasión, bien perfumado, con un sugestivo nivel de iluminación e incluso con la compañía de música erótica. Asimismo, para disfrutar de este exótico masaje es necesario un aceite específico concentrado, que mezclado con agua origina una gran cantidad de gel suave de masaje.

El masaje cuerpo a cuerpo

Durante el masaje cuerpo a cuerpo, como es lógico, los participantes permanecen completamente desnudos o en ropa interior sexy. Por este motivo es muy recomendable que previamente coloquemos sábanas, fundas o toallas de protección para evitar manchar el suelo o la cama. El objetivo principal del masaje no es alcanzar el orgasmo, sino simplemente incrementar la sensibilidad y estimulación física y psicológica, creando así un alto nivel de excitación y placer en los participantes. Con esta práctica se busca disfrutar de una satisfactoria y relajante experiencia que nos permita reencontrarnos con nuestra propia sexualidad a nivel de cuerpo y mente. Para ello, el/la masajista utilizará caricias, presiones o fricciones con cualquier parte de su cuerpo: las manos, los codos, las rodillas, los muslos e incluso los propios genitales.

El masaje cuerpo a cuerpo es un clásico en determinados centros o servicios privados de carácter erótico, pero también puede practicarse entre parejas normales de enamorados, ya sean homosexuales o heterosexuales. En estos casos, en los que obviamente existe más confianza y complicidad entre los implicados, resultará muy interesante fomentar el intercambio de roles, jugando alternativa o simultáneamente con el masajista o receptor.

El masaje cuerpo a cuerpo ofrece muchas variantes, algunas de ellas relacionadas con el siempre intrigante mundo del bondage. Una de las más conocidas es la denominada lucha erótica, una sensual batalla en la que los participantes, también embadurnados en aceite, protagonizan un excitante y resbaladizo "pulso corporal" con el objetivo de plasmar una de las más clásicas fantasías sexuales de hombres y mujeres. El permanente contacto piel con piel es el principal reclamo de este juego, que a pesar de que tampoco persigue un fin orgásmico, sí posee una alta connotación sexual, eleva el nivel de testosterona de los "luchadores/as" y ayuda a liberar una gran cantidad de feromonas, lo que lo convierte en una excelente terapia antiestrés.

¿Te animas a probar los masajes cuerpo a cuerpo? ¿Y a sumergirte en una excitante lucha erótica?

Uso de cookies de www.melopasogoma.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la experiencia de uso de este sitio web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR