Muñecas hinchables: amigas que nunca fallan

Reales, fieles y divertidas... No hay duda de que las muñecas hinchables son las reinas del placer sexual masculino. Siempre están dispuestas a complacer a su dueño, y con el paso del tiempo pueden llegar a convertirse en inseparables compañeras de juegos eróticos.

Muñecas hinchables: amigas que nunca fallan

Por ello, en nuestro sex shop online puedes elegir entre una variada oferta de muñecas hinchables:

Por ejemplo, para los hombres más clásicos disponemos de una muñeca hinchable con grandes pechos y tres orificios para ser penetrada. Una muñeca de precio muy asequible, pero que no por ello deja de ser multifuncional, además de muy cariñosa y viciosa en la intimidad. Cuerpo de modelo, rubia, ojos azules, vagina, boca y ano penetrables... ¿qué más se puede pedir?

Para los más fantasiosos, la opción más recomendable es Jasmine, nuestra muñeca hinchable colegiala, cuyas impresionantes curvas y bello aspecto en tres dimensiones la convierten en una compañera totalmente irresistible. Además cuenta con peinado, falda y chaqueta de colegiala sexy, dos agujeros penetrables y una bala vibradora con velocidad regulable.

Sobre gustos no hay nada escritos, por eso Betty la muñeca hinchable gorda también tiene su hueco en el mundo del placer. Para muchos hombres las gordas tienen más morbo, y algunos dicen que incluso son más viciosas que las delgadas. Lo que está claro es que Betty es gorda, viciosa y está esperando a que un hombre juegue con su boca, vagina y ano penetrables.

Dirigido al placer gay está el muñeco hinchable negro Black Jack, cuyo tamaño natural, pelo rizado, vibrador de 28 x 4,5 cm y 2 agujeros penetrables supondrán un sueño hecho realidad, tanto para los amantes del placer homosexual activo como del pasivo. Además, el vibrador incorpora un mando para controlar su intensidad y se puede poner o quitar según los caprichos que requiera el momento. Se trata de un muñeco de plástico resistente y fácil limpieza cuya inagotable fogosidad animará al hombre en cualquier situación.

Siguiendo en la línea gay llegamos a Big John, más que un muñecho hinchable masculino, es un vaquero bien dotado, rudo, fuerte, con pelo en pecho, cejas pronunciadas y apariencia varonil. Incluye un vibrador con mando y velocidad múltiple, y cuenta con dos huecos, uno de ellos específico para fijar el pene vibrador de látex. Jugar con el arma de este auténtico Marshall del amor es sinónimo de placer y fantasía. Big John está fabricado a base PVC, lo que le hace fuerte, duradero y suave al tacto.

Como ves, l@s muñec@s también suponen todo un mundo de fantasía y diversión para los adultos. ¿Te lo vas a perder?

Uso de cookies de www.melopasogoma.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la experiencia de uso de este sitio web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR