Rutas de tapas eróticas

En más de una ocasión hemos hablado de la especial relación que existe entre el sexo y la comida. Hoy volvemos a hacerlo de la mano de las cada vez más populares tapas eróticas. Fue hace un par de años cuando diversas ciudades españolas pusieron de moda esta peculiar y a la vez tan erótica variedad de algo tan tradicional como es la tapa, que hasta poco tiempo no tenía otra función que acompañar a la copa de vino, refresco o cerveza que nos estuviésemos tomando.

Rutas de tapas eróticas

Pues bien, cada vez son más los municipios que se van sumando a la idea de instaurar rutas de tapas eróticas. En ellas suelen participar varios bares y restaurantes de la localidad, cada uno de lo cuales ofrece al menos un pincho cuya singular composición o forma de presentación suponen un divertido guiño a la temática erótico-sexual. Fuengirola, Zaragoza, Santiago de Compostela o Avilés, entre muchas otras ciudades, ya han permitido a sus vecinos y visitantes hacer un interesante recorrido a través del cual degustar estos sugerentes manjares.

Los organizadores de estas rutas aseguran que no pretenden escandalizar ni molestar a nadie, aunque como es normal, la iniciativa ya tiene sus detractores, que consideran que la idea puede herir algunas sensibilidades. De momento, lo único cierto es que los establecimientos están muy contentos con los resultados. Y es que en algunas ciudades se reparte incluso un pasaporte que los comensales deben ir sellando con tapa probada, y que una vez completo les permite entrar en el sorteo de un glamuroso viaje.

"El paquete torero", "Banana alegre", "La sonrisa vertical" o "Bolas chinas" son algunos ejemplos de estas sensuales creaciones, que irrumpen cada vez con más fuera en el panorama gastronómica español. No lo pienses más y ¡anímate a hacer una de estas rutas eróticas! ¿Quién sabe? Puede que más de un@ aproveche la excusa del tapeo erótico para conseguir seducir a esa persona que tanto le atrae...

Si en tu caso te queda algo lejos la ciudad más próxima en la que se realice la próxima ruta o directamente eres de l@s que prefiere quedarse en casa, siempre te puedes montar tu propio menú erótico: pinta las partes más íntimas de tu pareja con el chocolate con pincel shunga o embadúrnala con un aceite para masaje comestible de menta, vainilla, frutas exóticas o cualquier otra variedad y ¡ponte las botas! Además, cuando suba vuestra libido ya estaréis en casa...

Uso de cookies de www.melopasogoma.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la experiencia de uso de este sitio web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR