Sexo forzado

Cuando hablamos de sexo forzado en términos eróticos, no nos referimos a violaciones ni barbaries sexuales no consentidas. En el "sexo forzado" entre una pareja o varias personas, se parte de la premisa de que toda práctica es consentida y previamente pactada.

Estas relaciones se basan en los roles de dominación y sumisión que adopta cada parte de la pareja, el dominante lleva las riendas, "fuerza" si así lo considera, y el sumiso acata, obedece, y siente placer con tal sometimiento.

Ejemplos de relaciones sexuales forzadas podemos poner muchas. En muchos juegos eróticos se introduce el componente de que sea una persona la que mande sobre la otra, la que diga lo que se tiene qué hacer y cómo hacerlo. En nuestros ejemplos podemos ir desde el gusto por la privación de sentidos, que la parte sumisa tenga los ojos tapados, la boca amordazada, y se deje hacer, sin saber muy bien el qué ni cuándo. Y podemos llegar hasta los gustos extremos de violación simulada donde una persona se entrega a la confianza y juegos de la otra persona sin límites, en la que puede incluir variopintas prácticas, con dolor incluido.

Y bien, ¿qué tipo de juguetes o complementos eróticos son básicos en las relaciones sexuales donde predomina el poder de una persona sobre la otra?

- Un antifaz. La privación del sentido de la vista potencia el resto de los sentidos y convierte a la persona más receptiva, más inquieta, más abierta a las emociones fuertes.

- Si complementamos el antifaz con una mordaza de tela o de bola, el resultado puede ser chispeante. En el caso de las mordazas, o bien se puede utilizar un antifaz con mordaza incluida o antifaz individual con mordaza individual. Para gustos, colores.

- Para emociones fuertes y sensuales, hay conjuntos de lencería como los de la marca "Insinúate", compuestos por tanga con lazos, antifaz atado en satén negro y esposas, un kit erótico sensual para dejarse llevar.

- Para aquellos que quieran avanzar en sus experimentaciones en el mundo de la Dominación/sumisión, pueden atreverse con kits más desarrollados para estos menesteres. Por ejemplo, un kit interesante para principiantes es el "Bedroom Bondage Kit", que se compone de unas esposas para manos y pies, tiras extensibles para atar a la cama, látigo y máscara de satén.

- Quien se atreva aún más, puede probar a redimirse a la gloria de un suave y aterciopelado látigo de imitación a piel de alta calidad y confección, como es el Látigo Bondage de Pink Deluxe, idóneo para primerizos.

- Y como recomendación estrella para las más psicodélicas, las famosas esposas con cristalitos a lo Swarovski. Se trata de unas esposas metálicas con llave, recubiertas con montones de destellantes cristales de alta calidad.

Y cuando todo esto os sepa a poco, nos avisáis y pasamos al "Capítulo del Sexo Forzado número 2"...

Uso de cookies de www.melopasogoma.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la experiencia de uso de este sitio web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR