El sexo, una actividad muy saludable

El sexo no es la solución a los problemas que se nos presentan a diario en nuestra vida, no es la fórmula de la felicidad pero nos puede ayudar a conseguirla en un porcentaje importante. El sexo nos embriaga de bienestar y actitud que nos beneficia positivamente en el resto de facetas de nuestra vida.

El sexo, una actividad muy saludable

Cada persona vive el sexo a su manera, a su ritmo, a su frecuencia, pero lo que sí es cierto es que razones para practicarlo y que nos reporte beneficios en nuestra vida, además de los evidentes que son el placer y relajación momentánea, hay unos cuantos más.

  1. El sexo regular nos ayuda a sentirnos más jóvenes, mejorar nuestra autoestima, reducir el estrés, producir más neuronas y mejorar la autoestima, entre los beneficios más evidentes. Son excusas estupendas para motivar a la pareja a mejorar en esas facetas. Y si no, bien beneficiosa es también la masturbación, el amor a solas con uno mismo. Con la mano o con cualquiera de la infinidad de herramientas complementarias que tenemos en el sexshop.
  2. Fortalece las defensas, nuestra psique, minimiza dolores y protege el sistema cardiovascular.
  3. Ralentiza el proceso de envejecimiento. Desear, sentirse deseado, atractivo, sexual, mantiene la mente ilusionada, joven, activa y receptiva al sexo.
  4. Cuando el sexo se practicar regularmente y el resultado es placentero, la autoestima y seguridad en uno mismo se transmite a leguas: actitud, forma de caminar, brillo en los ojos... El resto del mundo lo percibirá.
  5. Reduce el estrés y mejora el humor. Los problemas no se van a resolver, pero sí jugará un papel importante a la hora de afrontarlos gracias al relax y sensación de felicidad posterior.
  6. La felicidad es el beneficio estrella que también se transmite por cada poro de nuestra piel. Esa felicidad se traduce en poder y éxito que rendirá al mundo a tus pies.
  7. Aumenta la belleza. Tanto la belleza real como nuestra percepción de nosotros mismos. El atractivo físico es mayor tras unas buenas raciones de sexo, ya que éste aumenta la circulación sanguínea y oxigena las células de nuestra piel, la vuelve más radiante.

Ante todos estos beneficios que nos proporciona practicar sexo regular y variado, ¿a quién le amarga una buena sesión íntima? ¿Acaso aún te quedan dudas? ¡Vívelo, siéntelo!

Uso de cookies de www.melopasogoma.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la experiencia de uso de este sitio web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR