Vibradores para hombres

Rompamos de manera definitiva con los clichés sexuales: los vibradores no están dirigidos únicamente al público femenino. Ellos también pueden aprovechar las múltiples ventajas de estos juguetes eróticos para disfrutar al máximo del sexo. Los vibradores para hombres triunfan cada vez más, y esto obviamente no es fruto de la casualidad.

Vibradores para hombres

Los vibradores diseñados para la estimulación anal son una de las opciones más recomendables tanto para hombres homosexuales y heterosexuales. Como ya hemos comentado en más de una ocasión, el placer anal no tiene por qué ir necesariamente ligado al público gay. De hecho, independientemente de sus preferencias sexuales, todos los hombres tienen algo en común: el punto P, también conocido como el punto G masculino. Aunque a día de hoy sigue siendo desconocido por muchos, el punto P es una de las zonas erógenas más importantes del cuerpo del hombre. Se sitúa en la parte inferior del recto, junto a la próstata, y posee una gran cantidad de terminaciones nerviosas que permiten alcanzar un orgasmo mucho más intenso y placentero a través de una adecuada estimulación.

Para estimular el punto P, el propio hombre o su pareja pueden introducir un dedo en su ano, tratando de encontrar ese pequeño y característico bultito que identifica a esta zona. No obstante, esto puede producir cierto pudor o reparo en determinadas personas. De ahí la importancia de los vibradores para hombres, que nos evitarán tener que emplear nuestras propias manos para tal fin. Además, los vibradores para hombre son completamente seguros, ya que cuentan con un tope de seguridad en su base que impedirá que el juguete pueda quedarse accidentalmente dentro del ano.

Aparte de los clásicos vibradores con forma fálica, en la estimulación anal cobran una especial importancia los estimuladores de próstata o masajeadores prostáticos, cuyo ergonómico diseño incide de manera mucho más específica en el citado punto P, estimulando intensamente la zona a través de un placentero masaje vibratorio que puede llegar a provocar una potente eyaculación.

Por último, dejando a un lado la estimulación anal o prostática, también cabe destacar los vibradores sofisticados, muchos de los cuales están diseñados para estimular cualquier parte del cuerpo masculino y femenino. En este sentido, la marca Lelo ofrece diversos modelos de gama alta capaces de brindar un agradable y erótico masaje en los muslos, el pecho, las nalgas, los hombros, el cuello, etc. Y es que, al igual que sucede en el caso de la mujer, no todas las zonas erógenas del hombre se concentran en sus genitales.

También conviene considerar como vibradores masculinos todos los masturbadores que incorporan vibración, entre los más destacables citar la vagina vibradora Fleshlight Vibro.

Como ves, los hombres también pueden disfrutar y mucho del placer sexual producido por las vibraciones.

Uso de cookies de www.melopasogoma.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la experiencia de uso de este sitio web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR