Preservativos femeninos

Los preservativos femeninos tienen los mismos objetivos que los masculinos: impedir que los espermatozoides lleguen al óvulo y proteger al mismo tiempo de enfermedades de transmisión sexual. No obstante, su uso no está tan extendido, probablemente por falta de costumbre, prejuicios, etc. El condón femenino tiene un anillo en cada extremo, de tal forma que el más grande se ajusta al cuello del útero y el más pequeño se queda fuera de la vagina, sobre la vulva. Asimismo, es totalmente compatible con el uso de lubricantes, lo que hace de él una opción tan válida y a tener tan en cuenta como el preservativo masculino.

Mostrando del 1 al 1 de 1 resultados encontrados en la categoría "Preservativos femeninos"
Preservativo Femenino Pasante 3   ud.

Preservativo Femenino Pasante 3 ud.

Los condones femeninos Pasante ofrecen una serie de ventajas frente a los preservativos masculinos. Preservativos muy confortables, ligeros y capaces de proporcionar la máxima seguridad frente a los embarazos no deseados y las enfermedades de transmisión sexual. Fabricados en Reino Unido cumplen con todas las normativas europeas ofreciendo la máxima garantía de seguridad.

9,80€ 7,04€
En stock Envío inmediato ¡Últimas unidades!
¡Oferta! -28%

Condones femeninos con las mismas propiedades que los masculinos

Aunque su uso no está tan extendido, los condones femeninos tienen las mismas propiedades que los masculinos, ya que, si se usan de forma adecuada, impiden en un alto porcentaje los embarazos no deseados y el contagio de enfermedades de transmisión sexual (ETS). Además, su uso es muy sencillo. El preservativo femenino tiene dos anillos, uno en cada extremo, de tal forma que el más pequeño se coloca fuera de la vagina (sobre la propia vulva) y el más grande, de mayor diámetro, dentro de la misma, ajustado al cuello del útero.

A la hora de colocarlo, debe sostenerse el anillo más grande entre los dedos medio y el pulgar, apretarlo e insertarlo lo más fondo posible de la vagina, quedando el anillo más pequeño fuera de esta, en la vulva. De esta forma, la pareja puede mantener una relación sexual completa sin ningún problema, siendo conveniente que al final de esta, uno de los dos miembros de la pareja apriete y gire el anillo externo para asegurarse de que, al extraer el condón, el semen permanece en su interior.

Los preservativos femeninos no requieren ningún tipo de receta ni prescripción médica. Asimismo, son totalmente compatibles con el uso de lubricantes, por lo que no hay ningún motivo para disfrutar de ellos exactamente del mismo modo que lo harías con los masculinos. Despréndete de tus prejuicios y disfruta con ellos de tus relaciones de forma totalmente segura.

Uso de cookies de www.melopasogoma.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la experiencia de uso de este sitio web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR