¿Qué es la yumbina?

Últimamente se ha hablado mucho acerca de las supuestas propiedades "afrodisiacas" de la yumbina (también llamada yohimbina, yohimbé o -popularmente- calientaburras). De hecho, se está extendiendo la leyenda urbana que cuenta que muchos hombres la administran sin consentimiento, en bares de copas y discotecas, dentro de las bebidas de las mujeres con el objetivo de inhibir su resistencia y poder practicar sexo con ellas mientras se encuentran bajo sus efectos.

¿Qué es la yumbina?

Si bien aún no se tiene constancia de este tipo de hechos (al menos con la yumbina), sí que es muy importante tener en cuenta el peligro de su consumo, ya que desafortunadamente, la yumbina se vende hoy en día a través de Internet sin la menor información sobre sus peligros y contraindicaciones.

Pero ¿qué es exactamente? La yumbina es un producto realizado a partir de una sustancia extraída de la corteza de varias plantas y árboles, prescrita principalmente para uso veterinario, concretamente para el apareamiento de yeguas y vacas, cuando estas ponen ciertas dificultades para ser montadas por el macho de su especie. En estos casos son dopadas con yumbina, facilitando así el trabajo tanto al macho como al criador.

Antiguamente también fue usada por los brujos como droga ancestral para entrar en trance y, más recientemente, por la comunidad hippie en el famoso movimiento del mismo nombre que se inició durante los años 60.

Sin embargo, en los últimos años se ha ido extendiendo su venta a través de internet sin ningún tipo de prescripción médica, comercializándose en algunos casos de forma enmascarada, en tabletas o gotas, como sustancia afrodisiaca diseñada supuestamente para aumentar el deseo sexual tanto del hombre como, sobre todo, de la mujer. No en vano, y a pesar de que la yumbina está incluida en la lista de suplementos peligrosos elaborada por la FDA (Food and Drug Administration), en casi ningún caso se avisa de sus posibles contraindicaciones, entre las que se encuentran dolores de cabeza, temblores, insomnio, irritabilidad, aumento excesivo de la presión arterial, mareos, vómitos o dificultades respiratorias. Además, puede perturbar peligrosamente el sistema nervioso de personas con problemas psiquiátricos y causar interacciones con alimentos y otros medicamentos.

En definitiva, si bien es cierto que la yumbina puede dar ciertos resultados como potenciador sexual, su consumo no es nada recomendable, dada su alta toxicidad y múltiples efectos secundarios. Como siempre recomendamos, ante en los casos de falta de libido lo mejor es consultar a un médico especialista u optar por afrodisiacos naturales que no pongan en riesgo tu salud.

Artículos, noticias y productos relacionados

Deseo sexual en pareja

Todo va bien en una pareja hasta que el deseo sexual de cada uno lleva ritmos muy diferentes. Este es uno de los principales motivos de ruptura y el primero para que muchas personas opten por la infidelidad antes de romper con esa persona a la que aman pero que no siempre coinciden en la cama.

Juguetes y estimulantes eróticos caseros

Cuando estás enamorado o simplemente existe el deseo erótico, las ganas de sexo, morbo, pasión... miramos a nuestro alrededor y casi cualquier cosa cotidiana nos puede parecer útil y "erotizable". Hoy vamos a pararnos donde estemos en nuestro hogar y vamos a mirar aquello que nos rodea y definir su uso erótico. ¿Estamos listos?

Afrodisiacos naturales para incrementar el deseo sexual

Los afrodisiacos naturales son complementos alimenticios idóneos para incrementar el deseo sexual tanto del hombre como de la mujer de forma saludable y lograr una completa armonía entre cuerpo y mente. Son productos completamente seguros, compuestos a partir de ingredientes naturales, plantas y vitaminas con propiedades estimulantes y afrodisiacas. No se trata de medicamentos (que siempre deben ser suscritos por un médico), sino simplemente de revitalizantes que ayudan a aumentar la libido y a recobrar el apetito sexual a partir de un óptimo equilibrio hormonal.

Alimentos afrodisiacos efectivos

A lo largo de la historia siempre ha habido alimentos que han sido considerados afrodisiacos atribuyéndoseles la capacidad de ampliar el deseo sexual. El vino, las ostras, el chocolate... son numerosos los ejemplos, aunque la existencia de verdaderos afrodisíacos naturales desde un punto de vista riguroso no está del todo clara, es un hecho absoluto que comer ciertos alimentos puede mejorar nuestra vida sexual en general, principalmente por la aportación de nutrientes que nuestro cuerpo utiliza al practicar sexo.

Uso de cookies de www.melopasogoma.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la experiencia de uso de este sitio web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR