Consejos para comprar un vibrador

A la hora de comprar un vibrador no debemos precipitarnos. Siempre que podamos, conviene que analicemos detenidamente sus características con el objetivo de adquirir el modelo que mejor se adapte a nuestras necesidades.

Consejos para comprar un vibrador

Entre los principales aspectos a tener cuenta, destacan los siguientes:

Precio: Existen vibradores de gama baja, media y alta, que lógicamente va unida al precio del vibrador. La obsesión por encontrar chollos o gangas nos hace decantarnos con frecuencia por los vibradores muy baratos. Sin embargo, y aunque los vibradores de gama baja pueden ser una buena opción a la hora de gastar una broma en fiestas o despedidas de soltera, no son los más recomendables si lo que pretendes es disfrutar de una experiencia sexual realmente satisfactoria. Si puedes, no dudes en invertir un poco más de dinero y comprar un buen vibrador de silicona médica, con mejores acabados y garantía de calidad. A la larga, el esfuerzo habrá valido la pena. Ya lo verás.

Uso: Hay vibradores para todos los gustos y usos posibles, desde los destinados al placer vaginal hasta lo diseñados para la penetración anal, pasando por los vibradores para parejas, los vibradores de masaje, los vibradores dobles, de conejito rampante, discretos, resistentes al agua, etc. Piensa bien cuál es el que más te conviene y qué quieres obtener de él... y elige en relación a ello.

Material: Los vibradores pueden estar fabricados en diversos materiales. El plástico es el material más barato, pero evidentemente no es el más agradable al tacto ni el más placentero a la hora de estimular las zonas erógenas.

El jelly o la gelatina sintética es otro material relativamente frecuente en los vibradores. Presenta una textura algo pegajosa, aunque a cambio resulta suave, flexible y, sobre todo, bastante económico.

El látex supone un avance cualitativo respecto al plástico y el jelly, a los que supera en tacto, resistencia y usabilidad. Sin embargo, puede causar ciertas reacciones alérgicas a algunas personas.

Por último, la silicona de grado médico es sin duda el material más recomendable. Sus propiedades higiénicas, tacto sedoso, flexibilidad y compatibilidad con la piel y las zonas más íntimas son sus principales valores añadidos. Asimismo, se calienta bastante rápido, adaptándose a la temperatura corporal, y resulta muy fácil de limpiar.

Dimensiones: Los vibradores pueden presentar todo tipo de medidas. En nuestro sex shop online podrás encontrar desde vibradores discretos de un tamaño semejante al de un pintalabios o un USB hasta modelos que llegan a alcanzar los 23 cm de longitud. La superficie media penetrable oscila en torno a los 15 cm, mientras que el ancho medio de los mismos suele estar alrededor de los 4 cm.

Teniendo en cuenta todo esto, ¿sabes ya cuál es el mejor vibrador para ti?

Uso de cookies de www.melopasogoma.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la experiencia de uso de este sitio web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR