¿Dónde eyacular?

Una duda recurrente a la hora de practicar relaciones sexuales es qué lugar escoger para la eyaculación del hombre. La lista de sitios posibles donde depositar el semen es infinita, y dependiendo de cada pareja resultará más excitante uno u otro.

A continuación vamos a repasar algunas de las opciones más populares:

En la vagina: la opción clásica. Para muchos hombres resulta muy agradable eyacular en el interior de la mujer, ya que aunque no pueda verlo, siente una agradable sensación de calor imposible de igualar de cualquier otra forma. Además, a la mujer también suele producirle un gran placer psicológico.

En el recto: un lugar muy frecuente para los amantes del sexo anal. Eso sí, como en cualquier relación anal habrá que lubricar convenientemente la zona para evitar posibles daños, y sobre todo asegurarse de que los dos miembros de la pareja esté completamente de acuerdo en que el hombre termine ahí dentro, pues algún@s se mostrarán reticentes.

En los pechos: a muchos hombres les produce un enorme placer eyacular encima de los pechos de una mujer, especialmente cuando son grandes. No son pocos los hombres que sienten una enorme debilidad por esta parte tan deseada del cuerpo femenino. Además es una buena forma de terminar la famosa "tit fucking" o "cubana".

En la boca: la escena que tantas veces hemos visto en películas porno ha creado bastantes adict@s a imitarla. Si bien a la práctica totalidad de los hombres les gusta la idea de eyacular en la boca de la mujer, no ocurre lo mismo con ellas, pues aunque es cierto que algunas sí que les da morbo recibir el semen del hombre en su boca (tanto dentro como fuera), muchas otras no lo aceptan.

En la cara: el placer de eyacular en la cara de la mujer reside en el aspecto psicológico. Para muchos se trata es una forma de dominación, y siempre que se produce ésta, existe la cara contraria: la sumisión. De ahí que esta opción también tenga sus practicantes, especialmente entre los amantes del bondage.

En los pies: se trata de una práctica bastante extendida entre los fetichistas. Para los hombres aficionados al fetichismo resulta muy morbosa la posibilidad de eyacular sobre un pie desnudo, cubierto con medias o incluso con zapatos de tacón, pues es un parte del cuerpo femenino al que adoran.

Todo es cuestión de gustos... ¿Y a ti? ¿Dónde te gusta eyacular o que eyaculen?

Artículos, noticias y productos relacionados

Tragar semen ¿tiene algún riesgo?

Tragarse el semen... ¿Tragar sí? ¿Tragar no? Hay opiniones y gustos como colores, pero también hay que tener en cuenta una realidad por encima del morbo y del sabor: Tragar el semen es peligroso.

La eyaculación retardada o aneyaculación

Cuando hablamos de disfunciones sexuales masculinas solemos centrarnos en la eyaculación precoz y en la disfunción eréctil, pero pocas veces tratamos otro problema relativamente frecuente en los hombres: la eyaculación retardada o aneyaculación.

Curiosidades del semen

A unas les encanta, a otras les da asco... Si hay algo del hombre que a la mujer no le resulta indiferente, es el semen. Siendo realistas, el semen no es ningún manjar ni confitura para aderezar una tarta. Si a una mujer le atrae esta sustancia de su compañero, es por el morbo añadido, por el placer que provoca saber que a la pareja le excite que saborees su esencia. Pero a su vez, es perfectamente entendible que a otras muchas mujeres les dé asco el olor, la textura, el sabor... del semen. Para gustos y morbos, colores.

Como controlar la eyaculación

Una de las disfunciones sexuales masculinas más frecuentes es la eyaculación precoz. De hecho, y aunque casi todos insistan en negarlo, la inmensa mayoría de los hombres la han sufrido al menos una vez en su vida. Por desgracia, el reparo a la hora de admitir el problema ante el médico o incluso ante la propia pareja hace que muchas veces la eyaculación precoz no sea tratada correctamente, lo que deriva en casos de insatisfacción sexual.

Uso de cookies de www.melopasogoma.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la experiencia de uso de este sitio web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR