Consejos sobre vibradores a pilas

En ocasiones tendemos a infravalorar la importancia que tiene el correcto uso de las pilas en muchos juguetes sexuales, más en concreto de aquellos que necesitan una fuente de energía para funcionar correctamente, como por ejemplo los vibradores. No en vano, recuerda que sin ellas resulta más que complicado disfrutar de las deliciosas propiedades de estos artilugios.

Consejos sobre vibradores a pilas

Por ello, es muy importante que a la hora de utilizar tu juguete erótico prestes atención a los siguientes aspectos:

  1. La inclusión o no de las pilas en el juguete. Algunos productos incluyen por defecto las pilas necesarias para su funcionamiento, pero muchos otros no lo hacen. Fíjate bien en este detalle, pues de ello dependerá que tengas que comprar o no las pilas por tu cuenta para empezar a disfrutar del juguete erótico.
  2. El tipo de pilas que requiere el juguete. Como sabes, las pilas pueden ser de diversas clases: pilas AAA de 15 V, pilas AA, pilas alcalinas LR41 (de botón), pilas LR1 (las más pequeñas), LR44 (también de botón) A23 o pilas C (las más gruesas). Recuerda que algunos juguetes eróticos solo funcionan con pilas alcalinas. Del mismo modo, y por cuestión de tamaño, los mandos de los huevos vibradores requieren las pequeñas pilas LR1.
  3. La cantidad de pilas necesarias para que el aparato funcione. Este número suele variar dependiendo del juguete sexual. Así, por ejemplo, mientras la mayoría de los vibradores realísticos requiere 2 pilas AA, los vibradores G3 de Fun Factory necesitan 4 pilas AAA para funcionar.
  4. La polaridad de las pilas. Much@s usuari@s creen inicialmente que su juguete no funciona, cuando en realidad el problema es que pueden haber colocado las pilas de forma incorrecta. A la hora de poner las pilas en el aparato, deberás hacerlo prestando mucha atención a la polaridad de las mismas. Para ello, fíjate en las marcas de + y - que verás tanto en el hueco del aparato como en las propias pilas, colocando cada una de ellas en la posición indicada. Del mismo modo, es importante que ajustes las pilas de tal forma que el compartimento destinado a las mismas cierre con facilidad, pues de lo contrario significará que no están bien puestas.

En cualquier caso, si quieres ahorrarte los quebraderos de cabeza que en ocasiones pueden provocarte la compra y posterior colocación de las pilas en tu juguete erótico, puedes optar por un vibrador recargable. Ten en cuenta que además de tratarse de juguetes de alta gama (con todas las ventajas que ello supone a nivel de placer y usabilidad), resultan a la larga mucho más cómodos y rentables que los juguetes sexuales con pilas.

Artículos, noticias y productos relacionados

Juguetes y estimulantes eróticos caseros

Cuando estás enamorado o simplemente existe el deseo erótico, las ganas de sexo, morbo, pasión... miramos a nuestro alrededor y casi cualquier cosa cotidiana nos puede parecer útil y "erotizable". Hoy vamos a pararnos donde estemos en nuestro hogar y vamos a mirar aquello que nos rodea y definir su uso erótico. ¿Estamos listos?

Consejos para comprar un vibrador

A la hora de comprar un vibrador no debemos precipitarnos. Siempre que podamos, conviene que analicemos detenidamente sus características con el objetivo de adquirir el modelo que mejor se adapte a nuestras necesidades.

Estimula todo tu cuerpo con vibradores de masaje

Hace tiempo que los vibradores dejaron de centrarse exclusivamente en la estimulación de la zona vaginal. Las mujeres demandábamos juguetes eróticos con los que también pudiésemos explorar y estimular cada rincón de nuestro cuerpo, pues como sabes, disponemos de muchas zonas erógenas más allá del clítoris y el punto G.

Vibradores para parejas

No hay duda de que los vibradores para parejas están de moda. Hace tiempo que dejó de ser cierto aquello de que "los vibradores son para solteras" o para divertirse "en soledad", porque ahora el hombre también puede disfrutar junto a su pareja de los beneficios de unos vibradores cada día más sofisticados.

La evolución de los vibradores

Los vibradores siguen evolucionando a pasos agigantados. Lejos quedan ya aquellos primeros modelos fabricados a mediados del siglo XIX que funcionaban a vapor y únicamente cumplían con una función terapéutica contra lo que algunos llamaban "histeria femenina", una supuesta enfermedad que padecían muchas mujeres y cuya única "cura" consistía en la estimulación del clítoris.

El uso de vibradores es cada vez más habitual

Sobre todo y fundamentalmente este sondeo realizado por la Universidad de Indiana viene a afirmar que el uso de todo tipo de vibradores como complemento en las relaciones sexuales es muy habitual entre las parejas estadounidenses.

Uso de cookies de www.melopasogoma.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la experiencia de uso de este sitio web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR